Consejos para ir haciendo camino (I)

SenderismoEl senderismo es una actividad deportiva no competitiva, cuyo objetivo es recorrer caminos y sendas. El esfuerzo se dosifica a voluntad y es esencial elegir excursiones dentro de las capacidades físicas de cada uno. Caminar es un movimiento reflejo aprendido de niños que no requiere una concentración especial, salvo en los pasos difíciles que requieren movimientos y apoyos distintos.

Ritmo

El ritmo

  • La regla de oro del caminante es mantener un ritmo regular. Lo mejor es comenzar con un ritmo suave, que permita un buen calentamiento de músculos y articulaciones. Poco a poco se incrementa hasta llegar a una velocidad cómoda en función del perfil y el estado de entrenamiento.
  • FatigaSólo en momentos puntuales se puede llegar a la fatiga respiratoria. La mayor parte de una ruta debe hacerse a un ritmo en que se pueda hablar a la vez que caminar.

Las paradas

  • En toda ruta es necesario pararnos de vez en cuando.
    Con adultos, una parada de 5 minutos cada hora suele ser suficiente. Con niños, las paradas son más frecuentes.
  • ParadaLas paradas nos permiten recuperar el aliento si es que venimos algo fatigados, beber agua, tomar algunos alimentos energéticos (chocolate, barritas, frutos secos,…), descansar hombros y espalda del peso de la mochila, contemplar sin prisa el paisaje,… y sacar nuestras mejores fotos.
  • Es importante no enfriarse. En días de viento es necesario abrigarse más durante las paradas y que la pausa no sea tan larga que nuestros músculos se enfríen del todo.

Equilibrio

  • EquilibrioLa principal causa de lesiones son las caídas. Caminaremos siempre fijándonos dónde pisamos, procurando apoyar toda la planta del pie de una forma acompasada, sin arrastrar las piedrecillas del camino y sin golpear raíces o piedras. El bastón es una muy buena ayuda para mantener la estabilidad.
  • Al cruzar zonas rocosas, por ejemplo un canchal, buscaremos pisar las piedras más grandes y con menos probabilidad de que se muevan. Si es necesario nos ayudaremos con las manos. Lo más difícil es si dichas rocas están húmedas: las precauciones en este caso deben ser máximas y lo mejor es evitar dichos pasos.
  • Equilibrio con la mochilaUna correcta distribución del peso en la mochila ayuda a mantener el equilibrio: lo más pesado debe ir en la parte baja y lo más cerca posible a nuestra espalda. Y, además, el peso debe ser el mismo a la izquierda y a la derecha.
  • El ajuste de la mochila al tronco debe ser compacto, ajustando primero la riñonera o cinturón lumbar y después las tirantas. De esta forma, la mochila apoyada en la espalda no oscila, ni en las subidas ni en las bajadas. (Si lo hiciera, además de molesto, sería peligroso, porque su peso podría arrastrarnos).

Caminar en grupo

  • Las rutas suelen hacerse en grupos reducidos, con personas de nivel físico semejante. El grupo camina siempre unido.
  • Si, por el contrario el grupo es muy numeroso, quien mejor conozca el camino va delante.

 Ideas extraídas de http://www.haciendocamino.org

Acerca de pasadavan

Asociación Senderista Fragatino-Cultural PASADAVAN Fraga (Huesca)
Esta entrada fue publicada en Caminatas, Recomendaciones. Guarda el enlace permanente.